Toda la actualidad
/El museo etnográfico de san andrés de valdelomar pasará a titularidad municipal
noticia

El museo Etnográfico de San Andrés de Valdelomar pasará a titularidad municipal

Fernando Fernández y Julián Berzosa han llegado a un acuerdo mediante el cual el párroco cederá al Ayuntamiento sus piezas de la colección ‘Los trabajos y los días’ || El espacio reúne más de 3.000 objetos correspondientes a medio centenar de temas tradicionales que a partir de ahora se expondrán también en diferentes puntos del municipio para su promoción cultural

El Ayuntamiento de Valderredible ha llegado a un acuerdo con el párroco de San Andrés de Valdelomar, Julián Berzosa, para que ceda al Consistorio su colección del museo etnográfico ‘Los trabajos y los días’, y así poder ser expuesta en los diferentes espacios municipales del Valle con el fin de promocionar y poner en valor la forma de vida de los antepasados vallucos.

El espacio museístico habilitado por el cura junto a su casa en San Andrés de Valdelomar desde hace ocho años, contiene una amplia muestra con unas 3.000 piezas divididas en medio centenar de sectores que ha logrado recopilar en poco más de tres años desde su jubilación y que “en su inmensa mayoría” han sido adquiridas a particulares.

Una vez suscrito el acuerdo, el alcalde Fernando Fernández expresó su satisfacción por llegar a un entendimiento en la gestión de este “museo extraordinario” y felicitó a Julián Berzosa por su “importante labor de recopilación para mantener las tradiciones”. Asimismo, durante el encuentro mantenido recientemente en las dependencias municipales, Fernández agradeció al cura su disposición para poder llevarlo a cabo y destacó el papel “fundamental” del concejal de Cultura, Javier García Hernando “alma máter del proyecto”.

La finalidad del convenio, como coincidieron ambas partes, es “dar a conocer este rico patrimonio a generaciones venideras y realizar actividades educativas dirigidas a los escolares para mostrarles los elementos que formaron parte de la vida de nuestros antepasados”.

El contrato firmado por el Consistorio y el particular contempla el pago de una renta por el espacio que actualmente ocupa el museo, propiedad del cura, para que se mantenga como centro de almacén donde se conserven los fondos museísticos, que progresiva y puntualmente se trasladarán a los espacios habilitados expresamente por el Ayuntamiento para exponer las piezas, entre otros: el Centro Cultural de Polientes, el propio consistorio o, especialmente, el futuro centro de usos múltiples de ‘La Casa del Castellano’ de San Andrés de Valdelomar, localidad natal del párroco, y descentralizar así la colección para llegar a un mayor número de público y ampliar los puntos de promoción cultural.

Tras la rúbrica del convenio, el Ayuntamiento de Valderredible ha procedido ya a la instalación de cámaras de videovigilancia para preservar la seguridad del espacio museístico y en fechas sucesivas contempla la documentación de cada grupo de objetos con su correspondiente ficha y fotografía, acompañada de una leyenda explicando su cometido y características, para tener inventariado por temas todo el patrimonio etnográfico recopilado por el cura en los últimos años.

Por su parte, Julián Berzosa, que manifestó su voluntad para colaborar en todo lo que se le requiera,  subrayó la “importante decisión” tomada por el Ayuntamiento de Valderredible que “beneficiará tanto a la municipio como al patrimonio en general” y agradeció a Fernández la difusión que realiza “para promocionar los atractivos del Valle”.

“El mejor museo etnográfico de Cantabria”

‘Los trabajos y los días’, como explica su promotor en el cartel que da la bienvenida al visitante, “es un lugar didáctico y lúdico” y constituye una amplia recopilación de elementos etnográficos propios del municipio más meridional de Cantabria, que contiene cerca de 3.000 piezas dividas temáticamente, y que “contempla muchas de las antiguas formas de vida de nuestros antepasados, oficios desaparecidos, ritos y tradiciones, utensilios, aperos, herramientas y enseres, que además de la utilidad específica, presentan una estética y armonía de formas que causan admiración”.

La razón de erigir este espacio “el mejor museo etnográfico de Cantabria”, subraya Berzosa, se fundamenta en “la necesidad de recuperar una pequeña porción del inmenso patrimonio histórico-cultural del Valderredible y su entorno”.

“Un encuentro con el pasado que ayuda a recuperar nuestras raíces como gesto de amor a lo nuestro”, y que a partir de ahora se podrá disfrutar en más localidades del municipio del que proviene la colección.

 

Compartir

ºC26
21ViernesSeptiembre
SÁBDOMLUNMARMIÉJUE