El municipio
/Quintanilla de rucandio
Quintanilla de Rucandio

Quintanilla de Rucandio

En la salida natural del valle hacia el puerto de Carrales, en el extremo noreste de Valderredible, encontramos este pueblo (890m de altitud) situado a los pies del pico El Castro (1232m). Se accede por la carretera CA-274 que une Polientes con Carrales, a sólo 4km de llegar a dicho puerto. Consta en el Becerro de las Behetrías (1352) como “Quintaniella del río Candio” y por su toponomia significaría “la pequeña granja junto al río Candio”.

La disposición del caserío sugiere un origen caminero del núcleo. En su parte sur, elevada sobre una pequeña loma, encontramos el elemento patrimonial más destacado: la iglesia de Santa María. Se trata de un bello templo del románico rural tardío (finales del siglo XII o principios del XIII), con una sola nave y ábside semicircular. Conserva de forma nítida sus elementos románicos, siendo de época barroca la sacristía y la espadaña que se adosó en su fachada sur. Destaca sobremanera un hermoso tímpano gótico que se conserva en un paramento del pórtico. Representa la Adoración de los Reyes Magos y, aunque el estado de conservación del conjunto presenta deterioro, se puede apreciar la excelente factura y el indudable valor que tuvo en origen, posiblemente vinculado al taller de los maestros de Gredilla y Moradillo de Sedano (finales del siglo XIII). Otras edificaciones de interés son la escuela del pueblo y el antiguo fielato, que cesaron su actividad a mediados del siglo XX. El fielato o portazgo se sitúa junto a la carretera (en la entrada del pueblo desde Carrales) y dependía de la Diputación Provincial de Santander. En él se grababan algunos productos o bienes (venta de ganados, importación de bebidas, etc.) tanto de entrada como de salida a Cantabria.

Desde el propio pueblo se puede ver una gran cornisa o roquedo de arenisca que contiene cuatro habitáculos rupestres conocidos como “Las Choracas”. Nos estarían remitiendo, una vez más en Valderredible, al fenómeno eremítico que como poco se dataría en la época de repoblación (siglos VIII-X). Distan apenas un kilómetro hacia el oeste y únicamente se puede acceder hasta su base, salvo que se realice practicando escalada (debido a la erosión actualmente se elevan a casi 20m, habiéndose perdido el acceso original). Uno de los habitáculos presenta una posible tumba infantil excavada en la roca. Tienen planta irregular y presentan esconce en los vanos, posiblemente debido a un uso pastoril posterior.

En el Catastro de Ensenada (1752) se documentan tres molinos harineros en la zona sobre el río Carrales, que se corresponderían con los llamados “La Lavadera”, “La Maja” y “El Rabín” (actualmente sólo se conservan los restos del primero). Otro tipo de patrimonio del que permanecen vestigios es el militar, pues se conservan restos de parapetos y trincheras de la Guerra Civil en el Camino a Soto de Rucandio y en la falda sur de El Castro.

El entorno natural presenta en este sector bosques de interés, con hayedos y robledales que se van sucediendo según el tipo de suelo y la orientación de las laderas.  Para el senderismo existen dos opciones atractivas: la ruta PR-S 36 de los pueblos de Bricia (sencillo circuito desde Quintanilla que atraviesa los pueblos de Renedo de Bricia y Barrio de Bricia) y la ascensión al pico El Castro (aproximadamente una hora de subida recompensada con excelentes panorámicas).

Galería

Quintanilla rucandio 01
Quintanilla rucandio 02
Quintanilla rucandio 03
Quintanilla rucandio 04
Quintanilla rucandio 05

LocalizaciónCÓMO LLEGAR

Compartir

ºC25
21ViernesSeptiembre
SÁBDOMLUNMARMIÉJUE