Toda la actualidad
/Llevar a valderredible a lo más alto
noticia

Llevar a Valderredible a lo más alto

El montañero Roberto Ceballos, afincado en el municipio valluco, ha sido galardonado con una Mención Internacional en la Gala del Deporte de Torrelavega por su intento de ascender el Aconcagua

El montañero y alpinista Roberto Ceballos, vecino de Valderredible y presidente del Club Deportivo de Montaña Valderredible Sport, ha sido premiado recientemente en el 25 aniversario de la Gala del Deporte de Torrelavega con una Mención Internacional "en reconocimiento a sus méritos humanos y deportivos durante el año 2016" en la modalidad escalada, por su intento en diciembre de 2016 de hacer cumbre en la montaña más alta de América, el Aconcagua (6.961 metros).

Aunque en esta ocasión la expedición liderada por el vecino valluco, en compañía del gallego José Antonio Alvar, no logró su objetivo a causa del fenómeno meteorológico La Niña, después de volver del Cono Sur ya se ha marcado como objetivo intentar el ascenso al Denali (6,194 metros) en Alaska, como parte del ambicioso y arriesgado proyecto ‘Seven Summits' consistente en escalar el pico más alto de cada continente, enmarcado en los Juegos Alternativos y con el patrocinio del Ayuntamiento de Valderredible.

"Agradezco mucho este reconocimiento porque no se ha primado el hecho de subir o no subir la cumbre, sino por intentarlo; y que se acuerden de un ‘loco' que está sólo andando por el monte y no siempre se fijen en los que ganan medallas de oro me ha hecho mucha ilusión", subrayó Ceballos después de recibir el galardón concedido por la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Torrelavega.

"Es un orgullo llevar la bandera Valderredible y de los Juegos Alternativos por las cimas más altas del planeta y el apoyo al cien por cien del Ayuntamiento y su ayuda económica ha sido definitiva para lanzarme a esta aventura", subrayó el montañero afincado en Polientes.

Por su parte, el alcalde del municipio, Fernando Fernández, subrayó la importancia de estas "gestas" para "poner a Valderredible en el mapa", ya que según el regidor es necesario "que la gente conozco el valle y más a través de los valores demostrados con esta actividad, que son un fiel reflejo de la filosofía valluca que representa el esfuerzo y el tesón para salir adelante".

Los estragos de ‘La Niña'

Después de la odisea vivida, y todavía sin recuperar del todo la sensibilidad en un dedo de la mano que se le congeló en la ascensión, Roberto Ceballos relató su experiencia en el pico más alto de América: "el fenómeno meteorológico de La Niña, a 50 kilómetros del Pacífico, hizo imposible que pudiéramos continuar, en 12 días hubo dos terremotos con una intensidad superior a los siete grados en la escala Richter, nevó de golpe como no lo había hecho en 60 años en el campo base y pasamos dos días metidos en las tiendas, sacudiendo cada 15 minutos la nieve que se acumulaba en el techo".

Desde el campamento base de Plaza Mulas ( 4.300 metros) y una vez remitieron los fenómenos adversos consiguieron ascender hasta el Campamento Canada (a unos 5.000 metros) pero allí, nuevamente, tuvieron dificultades.

"A no mucha distancia, un japonés, que estaba ascendiendo junto a una mujer chilena murió cerca de esta zona a los pocos días. Cuando llegamos a ese campamento plantamos la tienda como pudimos y logramos dormir a las 6 de la madrugada cuando el viento arreció. Después conseguimos subir hasta Nido de Cóndores (5.500 metros) pero el ‘viento blanco', un fenómeno meteorológico con sensaciones térmicas que alcanzaban los 30 grados centígrados bajo cero y con rachas de 100 kilómetros por hora, nos voló la tienda y como la asistencia tardaba 24 horas en facilitarnos una nueva, tuvimos que bajar".

Una retirada a tiempo

A pesar de no haber hecho cumbre en esta ocasión, el montañero cántabro (Vargas, 61 años) ya lo consiguió en 2006 y 2008 y en 2010 le pasó una situación similar a la vivida a finales de año en los Andes. Además, dentro de las expediciones internacionales que ha realizado, destacan las tres ascensiones al Kilimanjaro (la última en 2014), a los Andes argentinos y al Elbrus (en 2015).

El montañero ha preparado "a dolor" el reto del Aconcagua durante cinco meses y cinco días a la semana; con 15 kilos de peso a la espalda subiendo y bajando los cortafuegos de los montes vallucos, caminando por sus bosques y siempre recorriendo más de 20 kilómetros por jornada.

"La preparación psicológica es fundamental, cuando te planteas este tipo de retos tienes que estar seguro de que vas a hacerlo, pero la alimentación también es muy importante"- explica- "y la experiencia en la balanza, junto al equipo, te da un plus de garantía". Ceballos asegura que "cuando he tenido que darme la vuelta lo he hecho porque no tengo tanta ansia de cumbre, hay que ser conscientes del factor riesgo, y a seis mil o siete mil metros de altura nunca sabes dónde lo puedes tener", sostiene con cautela el montañero.

Las siete cimas más altas del mundo desde Valderredible

Valderredible es el punto de partida del proyecto de Roberto Ceballos, ya que es el lugar donde nacieron los Juegos Alternativos a partir de unas competiciones de carácter local celebradas en 2012, "germen para crear unos rasgos diferenciales que no tiene ningún otro evento deportivo en el mundo", sostiene desde la organización.

En el año 2014, los responsables de los Juegos Alternativos (JJ. AA.) se propusieron el reto de colocar su bandera oficial en el techo de África, y los seis miembros de la expedición montada a tal efecto llegaron a la cima del Kilimanjaro. Esta fue la primera de las siete cumbres más altas de los siete continentes de la Tierra, ‘The seven summits' (al incluir a la Antártida y dividir América en Norte y Sur) que ascendió la expedición con origen en Valderredible "y otorgar así una dimensión internacional a los Juegos Alternativos".

En 2015 hicieron cumbre en el Elbrus (5,642 m) por su condición de pico más alto de Europa, en el Cáucaso, al que se añade el intento de alcanzar el diciembre de 2016 el Aconcagua. Según explica Roberto Ceballos, el próximo objetivo es coronar el Denali (6,194 m) de Alaska en junio de 2017, y le seguirán en años sucesivos el monte Jaya (Puncak Jaya en indonesio), también conocido como pirámide de Carstensz (4,884 m); en 2019 el Monte Vinson Antártida (4,892 m) y el intento para coronar el techo del mundo, el Everest (8,848 m) en 2020.

Ver noticia en vivecampoo.es

Compartir

Cultura 759c905c1bb963e1ec044a0d5fe188d8fc67ff4ca8ea905fe559949d6b84fc8c

Cultura

Deporte 5bd5d2129633e9c0f23134140b0bb61a077ce310f0c6244abbdd07510f5e3898

Deporte

Industria 1642e5ae9bfc7eb89f86b31a08b08d0bfd09771384e56259c96cec2189e2cb02

industria

Valderredible 643d10374feff5a38ce9e7e2da09ed344bd3ac4feb0ad7d71db82cc76d299643
Servicios 84d74f3499a1666f61638a106151dce24f5a4dda4adc8f75a68599baf413ae7a

servicios

Hosteleria bcfc265c1212e55022f1a9fedc50bc746a6497588e8c2a686a220b76167d6d79

hosteleria

Naturaleza a739c62e3133501b04d91da4835c2b12b78037584f83423b2ccd70c0034d3329

naturaleza

ºC15
17ViernesNoviembre
SÁBDOMLUNMARMIÉJUE